La Bioenergética en Terapia.

Cómo definir para un psicoterapeuta corporal como es el trabajo integrado habitual en su práctica entre la técnica gestáltica y el trabajo psico-corporal no es algo fácil.

Supongo que se basa en la práctica y la integración lenta de ambas técnicas terapéuticas y por supuesto en el instinto.

Un ejemplo práctico claro y sencillo de la integración de ambas terapias podría ser aplicado a los mecanismos de evitación del contacto.

Según la teoría de la psicología Gestalt, estos mecanismos son desarrollados para la evitación del dolor, por supuesto estamos hablando del contacto con nuestro dolor o nuestra herida y está muy claro que nadie de nosotros queremos contactar con ésta, sin embargo evitar este contacto a la vez origina que seamos más y más neuróticos pues de esa manera evitamos que las Gestalts inconclusas (situaciones inconclusas) se cierren definitivamente y permanezcan indefinidamente.

De estos mecanismos que he citado hay algunos que son más evidentes que otros en cuanto a nuestra práctica cotidiana y en cuanto a su reflejo en el cuerpo, por ejemplo la desensibilización, es un mecanismo que cada día se puede observar más y más en nuestra sociedad actual, somos seres escindidos entre nuestra mente y nuestro cuerpo, parece que cada uno va por libre alienado y separado del otro, en estos casos desde la bioenergética y desde el cuerpo fomentamos el trabajo para que desde el arraigo bioenergético (grounding)  la persona se sensibilice y que pueda ir conectándose con su cuerpo.

Otro mecanismo de evitación es la retroflexión, la cual actúa tanto emocionalmente como corporalmente contra nuestros cuerpos pues son emociones o expresiones emocionales que no actúan hacía fuera ni son expresadas, sino que quedan interiorizadas en nuestro cuerpo siendo la base de numerosas enfermedades psico-somáticas, normalmente en este mecanismo encontramos a la rabia, la ira, y la tristeza.

A través de ejercicios bioenergéticos como la energetización desde el arraigo y golpeando con los talones en el suelo mientras acompañamos la respiración podremos ir acompañando a la persona para que pueda ir poco a poco expresando esas emociones que están actuando en su interior sin poder ser expresadas.

Poco a poco os iré comentando más ejercicios bioenergéticos y su integración y técnica con otros mecanismos de evitación en el cuerpo.

un abrazo.

Santi Calvo

www.terapiabigestal.es